ENGLISH    |    ESPAÑOL    |    Facebook
Slogan
Slogan
Maison de la solidarité internationale

¡Bienvenido!

El Comité regional de educación para el desarrollo internacional de Lanaudière, mejor conocido por sus siglas en francés CRÉDIL, es un organismo comunitario sin fines de lucro que existe desde 1976.


La misión

El CRÉDIL es un organismo dedicado a la solidaridad internacional que cumple su misión a través de tres ejes de intervención: la educación popular a la solidaridad internacional, la realización de proyectos y pasantías dentro de países en desarrollo y el recibimiento de inmigrantes recién llegados.


Un lema desde 1976: ¡Una comprensión global para una mejor acción local!



La filosofía

El CRÉDIL trabaja en la región de Lanaudière por la promoción de los derechos humanos, el desarrollo sostenible y equitativo así como por el entendimiento entre las personas sin importar el origen.


Tomando la solidaridad como eje de referencia, el CRÉDIL trabaja por un desarrollo sostenible y equitativo de la humanidad promoviendo el compromiso de la población en todo progreso.


El CRÉDIL es la única organización en Québec que trabaja dentro de dos marcos: la solidaridad internacional y la inmigración.


Los objetivos por les que el CRÉDIL trabaja son los siguientes:

  • a) Educar y sensibilizar sobre la solidaridad internacional la población en general de la región de Lanaudière;

  • b) Recibir, instalar y brindar servicio a las personas refugiadas e inmigrantes en la región de Lanaudière;

  • c) Promover la solidaridad internacional en colaboración con otras organizaciones de la región así como con organizaciones de países en desarrollo;

  • d) Sustentar las iniciativas de colaboración de organizaciones que comparten el mismo objetivo;

  • e) Sustentar los compromisos concretos en apoyo a los esfuerzos de justicia en el mundo;

  • f) Facilitar las consultas entre diferentes grupos que obran en favor de la solidaridad internacional;

  • g) Promover el desarrollo de la inmigración dentro de la región.



Historia

En 1976, cuando el CRÉDIL nació gracias a la voluntad de personas con la intención de poner al alcance de todos la solidaridad internacional, el mundo vivía una época de dictaduras. La movilización de la población se basó fundamentalmente para que los horrores de los regímenes totalitarios fueran denunciados así como para que gestos positivos de solidaridad internacional pudieran llevarse a cabo de forma sostenible.


A lo largo de las últimas décadas, el CRÉDIL se ha reunido con miles de personas de todos los ámbitos de la sociedad regional y ha forjado lazos de solidaridad con varios socios de países en desarrollo. Desde hace 40 años, el CRÉDIL ha contribuido a las diferentes luchas que se han llevado a cabo a favor de un desarrollo sostenible y contra las injusticias sociales de nuestro mundo contribuyendo así a la realización del premier objetivo de su misión: La educación popular a la solidaridad internacional.


A lo largo de las últimas décadas, el CRÉDIL se ha reunido con miles de personas de todos los ámbitos de la sociedad regional y ha forjado lazos de solidaridad con varios socios de países en desarrollo. Desde hace 40 años, el CRÉDIL ha contribuido a las diferentes luchas que se han llevado a cabo a favor de un desarrollo sostenible y contra las injusticias sociales de nuestro mundo contribuyendo así a la realización del premier objetivo de su misión: La educación popular a la solidaridad internacional.


El CRÉDIL es un organismo que trabaja conjuntamente con diferentes socios tanto a nivel regional como internacional. Además, a lo largo del tiempo, voluntarios activos se han unido al CRÉDIL para formar diversos grupos de trabajo que están abiertos a todos aquellos que deseen unirse.


Desde 1995, el Ministère de l’Immigration de la Diversité et de l’Inclusion (MIDI) ha confiado al organismo el mandato de recibir e instalar las personas refugiadas e inmigrantes en la región de Lanaudière. Por lo anterior, el CRÉDIL es el único organismo oficialmente acreditado para el recibimiento de nuevos inmigrantes gracias al apoyo financiero del gobierno de Québec.


Desde 1996, el CRÉDIL ha sido también reconocido por el Ministère des Relations Internationales et de la Francophonie (MRIF) vía son programa Québec sin fronteras. Desde hace dos décadas, el CRÉDIL envía anualmente pasantes en apoyo a la realización de proyectos de desarrollo en países de África y de América Latina.

Ejes de intervención

Con la finalidad de cumplir su misión de solidaridad internacional, el CRÉDIL se ha dotado de tres ejes de intervención:



  • 1. La educación popular a la solidaridad internacional;

  • 2. Proyectos y pasantías en el extranjero;

  • 3. El recibimiento y la integración de personas inmigrantes recién llegadas.

Para lograr su misión de solidaridad internacional, el CRÉDIL recibe el apoyo de: el Ministère de Relations Internationales et de la Francophonie (MRIF) vía la política de acción comunitaria autónoma, el programa de apoyo a la misión de educación (PAME por sus siglas en francés), las donaciones privadas, la colecta de fondos así como el apoyo de otros organismos.




El eje de la educación popular es soportado principalmente por el MRIF a través de su programa días quebequenses de solidaridad internacional (JQSI por sus siglas en francés) y el programa fondos para la educación y el compromiso popular de solidaridad internacional (FEEPSI por sus siglas en francés).


El eje de proyectos y de pasantías internacionales es soportado por el MRIF a través de su programa Québec sin fronteras.


El eje de recibimiento e integración de nuevos inmigrantes es apoyado por el gobierno de Québec a través del Ministère de l’Immigration de la Diversité et de l’Inclusion (MIDI) vía el programa lograr la integración (PRINT por sus siglas en francés) así como por fondos autónomos incluyendo ciertos de carácter regional.


La misión del CRÉDIL es también sostenida por el MIDI.


Con el fin de lograr su misión, el CRÉDIL lleva a cabo ciertas actividades de autofinanciamiento y promueve la venta de varios servicios propios principalmente los siguientes: la organización de estadías de solidaridad internacional, el servicio de interpretación y la formación intercultural.